Descubra el departamento
de Val de Marne

Tierra de contrastes

Val de Marne es un municipio con muchos contrastes y cuenta con territorios que todo opone en sus tierras, podremos encontrar municipios de los llamados antiguos barrios rojos y otros municipios mucho mas residenciales situados en la orilla de la Marne y otros mas rurales o forestales ( pueblos que pertenecían a el antiguo municipio de Seine-et-Oise).

Tiene el privilegio de atravesar la Marne y de que varios pueblo lo bordean. Val de Marne también 'roza' Paris en la llamada primera corona por los pueblos de Saint-Mandé, Vincennes, Charenton que tienen la ventaja de estar situadas en primera fila y disfrutar del segundo pulmón de Paris : el bosque de Vincennes. En el otro lado Nogent-sur-Marne, Le Perreux, Joinville et Saint-Maurice ofrecen también una vista directa sobre el bosque de Vincennes. 

Taberna espíritu

En el Este la gente vive tranquilamente. La gente no aparenta lo que no es, un espirito bonachón, y las familias disfrutan del entorno en el que viven. La diversidad cultural de la población genera numerosos empleos locales liados al cuidado de niños, asistencia a las personas que lo necesiten, y ayuda a domicilio. Los colegios y los institutos tienen una buena reputación y numerosos establecimientos privados están presentes. Los comercios locales y los mercadillos de los pueblos son abundantes y muy concurridos. Los centros comerciales están cerca, en la periferia de las ciudades y de fácil acceso.

Importante red de transporte

Situado en pleno Este y por lo tanto, enfrente de el Oeste, Val de Marne beneficia de una red de transportes muy importante, históricamente, construida para llevar los trabajadores de el este hasta las empresas del Oeste, el RER A se para en todos los pueblos y incluso varias paradas en el mismo, como por ejemplo en Saint-Maur que tiene cuatro paradas. Se divide en un momento para llegar hasta Disneyland, verdadera ' Chatelet del Este ' en un futuro. EL futuro GPE (Gran Paris Express) tiene su centro neurálgico en Champigny y el primer tramo realizado de ese super metro periférico es en Val de Marne. La red de autobuses es muy densa, ya que otra vez el peso de la historia nos cuenta, que los trabajadores no disponían de coches y lo utilizaban mucho. Le Val de Marne se encuentra hoy en situación de hacer todo lo posible para disminuir al máximo la utilización de los automobiles y buscar otras alternativas como pistas para ciclistas, carriles de bus, (le TVM por ejemplo) transportes colectivos, aparcamientos al lado de las estaciones de trenes y mas conexiones.

Habitat variado

No hay edificios de gran altura ni getos en Val de Marne, mas bien un entorno difuso donde conviven casas tradicionales, edificios a talla humana, y bonitas residencias. Si no reniega de su pasado obrero y popular, el municipio conserva todavía numerosos sitios donde los burgueses y ricos empresarios venían a disfrutar de ' sus casas de campo ' a orillos del río La Marne, en la época donde la expresión ' los pies en el agua ' se vivía siguiendo el significado exacto del termino ! Hoy, gracias al lago de Der, la Marne no se desborda y las bellas casas en piedra vista, o los chalets de creadores, pintores y artistas son muy buscados pues ellos ofrecen, como sus primas del Oeste, grandes volúmenes, y situadas en primera linea por un precio mas abordable que en el otro lado de la capital.

Las gemas

Val de Marne tiene sus ciudades exclusivas, sus perlas mas buscadas, por su situación a las puertas de Paris y su cercanía al bosque de Vincennes. Le mercado esta cerrado, teniendo en cuenta a los parisinos deseosos de aire libre y de la proximidad, por eso las transacciones no admiten mucha negociación. Todavía se encuentran bellas oportunidades en pueblos mas lejanos (Brie-sur-Marne, Ormesson, Villiers...) o menos conocidas pero con un avenir prometedor pues las grandes ventajas de estas ciudades es la proximidad con Paris, una comunicación en transportes muy importante y una gran concentración de espacios verdes. Ivry et Vitry-sur-seine, todavía con muchas zonas industriales abandonados y poblaciones mas fragiles son los mejores potenciales para tener una plusvalía, a quien sabe comprar no lo que es sino lo que sera.